Preguntas frecuentes

¿En qué podemos ayudarte?

INSTALACIÓN DE CASETAS DE MADERA

Las medidas, estilo y diseño de nuestras casetas se adaptan completamente al gusto del cliente, atendiendo a su espacio y necesidades.
Los tiempos de ejecución son mucho menores a los de una construcción tradicional, aunque el tiempo final variará dependiendo de los metros contratados. Es cuestión de días.
Caseta Living entrega con nuestras casetas de madera nuestro Certificado de Desmontabilidad certificándola como un mueble y no un inmueble. Aun así es recomendable conocer las normas en su Comunidad de Vecinos o en su vecindad. El certificado acredita que todas nuestras instalaciones y estructura de madera han sido realizadas mediante fijaciones y herrajes que permiten ser montadas y desmontadas, sin constituir una ampliación de la estructura original de la vivienda. Nuestras casetas de madera son completamente desmontable porque al no haber fijación al suelo, pared o techo del inmueble. No constituye por tanto una ampliación de la estructura original de la vivienda, ni un aumento de su edificabilidad por sus dimensiones de ancho y altura.

No dejamos que un sumidero impida el diseño o la ubicación de tu caseta, en primer lugar porque nuestro sistema de forjado elevado (ver sistema constructivo) permite que el agua fluya por debajo de la caseta y, en segundo lugar, porque construiríamos un registro del sumidero que facilitaría cualquier futura inspección.

Sí, es posible pero hay que tenerlo en cuenta a la hora de montarla para facilitar el futuro desmontaje sin que sufra ningún deterioro.

La Caseta Habitable lleva aislamiento térmico, barreras de vapor y
revestimiento interior; La Caseta Trastero no lleva aislamiento; La Caseta Insonorizada es una caseta habitable con aislante acústico.

Planteamos tres modelos de caseta atendiendo a la necesidad que se pretenda cubrir, de manera que la Habitable y la Home Studio están enfocadas a pasar tiempo en ellas, con el mismo confort que en cualquier otro lugar de la casa; mientras que en el Trastero, se trata de contar con un mero espacio de almacenamiento.

No es necesaria una base porque nuestro sistema de forjado elevado de madera se adapta a cualquier superficie, independientemente del material o irregularidad de la misma. Es suficiente no sólo porque al estar elevado sobre el suelo se resguarda de la humedad, sino porque el tratamiento de la madera (en autoclave tipo 4) la protege frente a cualquier microorganismo. Aún así, en el caso de preferirlo, con una solera de hormigón sería suficiente.

Normalmente utilizamos teja asfáltica norteamericana, conocida como “Tegola” en España. Si el cliente lo desea, se puede poner otra teja de materiales como la cerámica o la pizarra.

LA MADERA

En la construcción de las casetas usamos madera que cuenta con los certificados europeos (CE) obligatorios para los productos de construcción, asegurando su calidad y seguridad. Nuestra preferencia por el abeto nórdico secado al horno se debe a que es una madera más flexible que otras, como el pino, y no tiende a rajarse al secarse. Tanto los bastidores como los revestimientos son de abeto. Los primeros tienen una sección de 89mm x 38mm, mientras los segundos son lamas machihembradas de 1.9cm de grosor. Por otra parte, los tableros del forjado.
La madera es un material “vivo”; los cambios de temperatura hacen que sufra contracciones y dilataciones a lo largo del año que siempre se tienen en cuenta para su correcta instalación. Sin embargo, su belleza radica precisamente en esto, es algo natural y cada tabla es única con lo que respetamos un sistema que permite su dilatación.

La utilización de la madera es la manera más ecológica y sostenible de construir por varias razones:

  • Toda nuestra madera procede de bosques sostenibles en los que se plantan cada año más árboles de los que se talan.
  • Su producción consume bastante menos energía que otros materiales.
  • Es un material natural, renovable, reciclable y que produce deshechos biodegradables.
  • Dada su capacidad aislante, la vivienda tiene menores requerimientos energéticos

La seguridad y durabilidad de nuestras casetas se garantiza por la calidad y tratamientos a los que se somete la madera, de manera que quedan protegidas frente a la humedad o los insectos. Realizamos un tratamiento de autoclave tipo 4 de los listones del forjado elevado, que introduce dentro de la madera agentes protectores que la esterilizan y la protegen frente a microorganismos. Así mismo, están diseñadas para evitar que la estructura de madera esté en contacto con la humedad.

Está demostrado que el consumo energético de una construcción de madera es entre un 40% y un 60% menor que el de una tradicional.

Por un lado, la madera es un aislante térmico natural y un mal conductor del frío y del calor, que mantiene la temperatura de ese espacio, evitando perder la calefacción en invierno y el aire acondicionado en verano. Además, la madera absorbe el exceso de humedad y lo expulsa gradualmente cuando el aire está más seco, actuando de regulador.

Por otro lado, el tipo de sistema de construcción que utilizamos consigue un aislamiento térmico muy superior a la mayoría de las viviendas. La Caseta Habitable cuenta con muros de 13cm de grosor, revestimientos de duelas de 1.9cm en el exterior e interior, y un bastidor de 9cm. El hueco creado por el bastidor se rellena con 8cm de lana roca de aislamiento térmico y luego añadimos dos barreras de vapor, una exterior y otra interior.

MANTENIMIENTO

Las construcciones de madera son tantas o más longevas que cualquier otra casa. La resistencia y poco mantenimiento de nuestras casetas se explica por varias razones:

  • La estructura, al hallarse completamente elevada, aislada y protegida, no se ve afectada por la incidencia de los elementos y se mantiene como el primer día a lo largo de los años.
  • Las estructuras y revestimientos se realizan con madera secada al horno, lo que evita la aparición de grietas y el ataque de insectos u hongos. Así mismo, la madera está tratada con lasur.
  • El revestimiento exterior de lamas de abeto lleva un tratamiento protector de lasur a poro abierto (fungicida y antimoho), dejando que la madera respire y protegiéndola frente al sol y la intemperie. Recomendamos su aplicación cada 2-3 años, un proceso sencillo gracias a que no es necesario decapar ni lijar previamente.

Caseta Living te ofrece su servicio de mantenimiento de madera exterior.

¿Tienes alguna pregunta que no esté respondida aquí? ¡Pregúntanos!

Ir arriba

Pide tu presupuesto

Nota: Fuera de la Comunidad de Madrid y Cataluña, solo trabajamos proyectos a partir de 15m2.