El Blog de las casetas de madera, Caseta Living

Living la vida... News

Un gimnasio en el jardín

Gimnasio en el jardín, una opción perfecta

Tanto si eres deportista o quieres llevar una vida más saludable, el ejercicio ha de formar parte de tu rutina diaria. Y no es necesario gastarse dinero mes a mes en apuntarse a un gimnasio, porque disponer de tu propio gimnasio en el jardín, en la terraza o en el ático es mucho más sencillo de lo que pensabas gracias a las casetas habitables de madera. Sueña con tu propio gimnasio en el jardín innovador, funcional y atractivo gracias a un diseño personalizado posible gracias a una construcción a medida.

Un gimnasio en el jardín, con Caseta Living

Montar tu gimnasio en el jardín en una caseta habitable de madera te permite proteger todo el material de las inclemencias del tiempo, a la par que seguir disfrutando del entrenamiento en aquellos días donde la climatología no permita hacerlo al exterior. Así que, aunque llueve o diluvie no tendrás excusa para no cultivar el cuerpo y la mente.

A la hora de diseñar tu espacio de entrenamiento piensa en los metros cuadrados, necesitas un lugar donde relajarte, quemar calorías, fortalecer y tonificar tus músculos y elevar la resistencia física. Si tienes metros suficientes puedes construir un gimnasio amplio y diáfano o, por el contrario, ajustarlo a tus necesidades de entrenamiento. Lo importante es que se ajuste a tus intereses y aficiones. Una de las grandes ventajas que ofrecen las casetas habitables a medida es que puedes tener en cuenta la altura que necesitas porque no es lo mismo querer hacer press de pie o ponerte a dar saltos que ejercicios de suelo. Y si le añades un pequeño baño será ideal para refrescarse o asearse después del entrenamiento.

Suelos estables en tu gimnasio en el jardín

Para entrenar nada como un espacio firme y llano como el que proporcionan los suelos de madera que, además, aportan calidez. Así que si por suerte cuentas con colinas o desniveles en el jardín mejor déjalos para hacer un circuito de running. Aunque no es un imprescindible ya que la madera ofrece grandes ventajas, puedes dejar una zona de suelo acolchada con la que evitarás dañar el suelo y además reducir el riesgo de caídas, torceduras y lesiones

Salud física y mental

Un gimnasio en el jardín tiene un impacto muy positivo sobre la salud física y mental. Entrenar al aire libre reduce el estrés, fortalece el sistema inmunológico y promueve la liberación de endorfinas y, además, el contacto con la naturaleza reduce la ansiedad y la luz solar te recargará de vitamina D. Para ello puedes diseñar el gimnasio con grandes ventanales que se abran al jardín o por los que en días de invierno entre suficiente luz natural. Y no hay que preocuparse del tiempo porque nuestras casetas habitables de madera cuentan con el mejor aislamiento.

Tu propio gimnasio en el jardín
Un gimnasio con una pequeña habitación para zona de masaje resulta ideal para después del entrenamiento

Equipamiento para un gimnasio en el jardín

Para entrenar nos basta nuestro propio cuerpo, pero un equipamiento básico permitirá una gran variedad de ejercicios. Lo mejor: puedes irlo aumentando según las necesidades y el nivel de rendimiento.  Como accesorios básicos las mancuernas y las lettlebells se pueden utilizar tanto en entrenamientos de fuerza como en circuitos metabólicos.

Las bandas de resistencia, ideales para espacios minimalistas, ofrecen infinidad de posibilidades para ejercicios o estiramientos. Pero si lo que quieres es ir más allá instala una máquina de cardio como una bicicleta estática, cinta de correr, máquina de remo… o máquinas de fuerza, barras, discos o un rack de sentadillas. Recuerda que es importante tener en cuenta la instalación eléctrica en el diseño de tu gimnasio. Y si te preocupa el espacio, en el mercado hay equipamiento que se adapta o se pliega. Una buena opción es un gimnasio en el jardín versátil que, en ocasiones, te permita transformarlo para poder contar con un espacio extra.

Después del entrenamiento nada como contar con un espacio de meditación, donde un par de esterillas y una música relajante serán más que suficiente. Y ni que decir si le añadimos una zona de spa o de masaje. Además del entrenamiento diario recuerda que tareas cotidianas en el jardín también ayudan: barrer las hojas, limpiar la piscina… Dedicarle media hora al cuidado del jardín permite quemar alrededor de 200 calorías.

En Caseta Living te ofrecemos todas las opciones necesarias para que nunca tires la toalla.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
¿Necesitas una caseta de madera a medida?
Contacta con nosotros
¿Necesitas una caseta de madera a medida? Contacta con nosotros
Ir arriba

Pide tu presupuesto

Nota: Fuera de la Comunidad de Madrid y Cataluña, solo trabajamos proyectos a partir de 15m2.